Se veía venir: Sanitarios acudiendo al psicólogo por Trastorno de Estrés Postraumático

La crisis del coronavirus está dejando enormes secuelas en todos los ámbitos de la sociedad y en concreto en el psicológico.

Los sanitarios están acudiendo a mi consulta con un cuadro de ansiedad muy potente provocado por su descomunal esfuerzo en los centros de salud.

Problemas de sueño, de concentración, llantos, pesadillas, dolor de pecho, fuertes sentimientos de tristeza

“Hace cuatro meses que me han quitado la vida” “Sólo puedes saber lo que hemos vivido si has estado ahí” “No sólo he tenido que soportar ver a gente morir sola a diario, sino que encima he tenido que soportar insultos y desprecios”, “mi pareja me ha dejado porque desde hace un tiempo estallo por todo, tengo una ira descontrolada”, “antes me apasionaba y ahora no quiero ir a trabajar”

Y un largo listado de frases que estoy escuchando estos días de pacientes que trabajan en el ámbito sanitario. Sobre todo enfermeras y enfermeros, todo hay que decirlo.

Trastorno de Estrés Postraumático o TEPT

El Trastorno de Estrés Postraumático es un trastorno que sólo puede diagnosticarse tres meses después del hecho desencadenante (y pueden aparecer incluso mucho tiempo después de los sucesos que lo provoquen). Así que tiene todo el sentido del mundo que sea justo en este momento cuando esta situación estalla y deciden pedir ayuda.

Los síntomas del trastorno de estrés postraumático por lo general se agrupan en cuatro tipos:

  • Recuerdos intrusivos: Recuerdos recurrentes, angustiantes e involuntarios, pesadillas, reacciones físicas al recordar algunas situaciones…
  • Evasión: evitar hablar del tema, o evitar situaciones, lugares y personas que acuden al suceso
  • Cambios en el pensamiento y en los estados de ánimo: Desesperanza, pensamientos negativos sobre uno mismo y sobre los demás, tristeza, llantos, desinterés por cosas con las que antes se disfrutaba, problemas de memoria…
  • Cambios en las reacciones físicas y emocionales: Irritabilidad, arrebatos de ira, agresividad, problemas de sueño, dolor de pecho, problemas de concentración, hipervigilancia y asustarse con facilidad.

Estos síntomas ocasionan considerables problemas en situaciones sociales o laborales y en las relaciones. También pueden interferir en la capacidad de hacer tareas cotidianas.

Por este motivo, a muchos sanitarios no les queda otra que coger la baja, sin embargo, esto les está añadiendo un sentimiento de culpa, porque saben que su trabajo es esencial y que, tal y como está el panorama, no pueden permitirse “abandonar” su trabajo.

¿Qué podemos hacer los psicólogos por los profesionales sanitarios?

Si estás leyendo esto y eres un profesional sanitario que se identifica con alguno de los síntomas mencionados, lo primero que debes de hacer es pedir ayuda a un psicólogo.

Contacta conmigo aquí: 675 56 77 81

Es necesario que el TEPT sea tratado con psicoterapia (presencial o online) y, por lo general, con apoyo de medicación.

¿Qué puedes hacer tú por ellos?

Si no eres un profesional sanitario, decirte que el apoyo social es básico. Los sanitarios son personas (que no héroes ni ángeles) con una enorme vocación, que hacen un trabajo muy duro, con largas jornadas y creedme, lo hacen porque les importa realmente el paciente.

“Los sanitarios son personas, no son héroes”

No lo hacen por el sueldo, que es tremendamente injusto para la labor que realizan, tampoco lo hacen por sus fantásticas condiciones laborales que son precarias y deficientes.

sanitarios-psicologo-coronavirus
Los sanitarios no son héroes

Según un reciente estudio publicado por European Health Journal:

“Decirles que son ángeles puede suponer un conflicto psicológico porque hace que parezca que se inscribieron para morir luchando contra el coronavirus, como lo hace un héroe, pero no lo hicieron”…“También hace que sea más difícil para ellos hablar sobre cómo se sienten realmente porque las opiniones se polarizan: ¿eres un héroe o un cobarde?”

Creo además que llamarlos de esta forma es negativo porque restamos importancia a que puedan trabajar sin medios, convirtiéndose en auténticos mártires o “Kamikazes“.  Esto provoca que la única cosa que han hecho muchas personas por ellos es aplaudir, algo que no les ayuda en nada.

aplausos-manifestacion-covid-sanitarios.jpg

Les ayudamos si votamos en consecuencia en las urnas contra partidos que no recortan en sanidad, les ayudamos si salimos a manifestarnos con ellos, les ayudamos haciéndonos responsables de hacer todo lo que esté en nuestras manos para facilitarles las cosas (entre ellas, intentar frenar los contagios), les ayudamos siendo amables, comprensivos, pacientes y agradecidos.

Lo mínimo que podemos hacer es transmitirles que valoramos y apreciamos su trabajo. Tenemos que reconocer su esfuerzo y mostrar nuestro agradecimiento.

Insisto que esto no se logra con aplausos. Esto se hace con la actitud que tenemos hacia a ellos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Se veía venir: Sanitarios acudiendo al psicólogo por Trastorno de Estrés Postraumático

La crisis del coronavirus está dejando enormes secuelas en todos los ámbitos de la sociedad y en concreto en el psicológico. …

La mediación familiar: La alternativa a los Tribunales en caso de divorcio

La mediación familiar es un proceso de gestión de conflictos originados en una familia. Es un proceso llevado a cabo por …

El mejor psicólogo en Barcelona ¿Cómo escogerlo?

En los últimos años se ha percibido un cambio en la visión de las personas respecto a la figura del psicólogo. El psicoterapeuta …