Disfemia o Tartamudez

La tartamudez, también conocido como disfemia, es un trastorno del lenguaje el cual provoca una expresión verbal interrumpida en su ritmo.

La disfemia o tartamudez se suele iniciar durante la primera infancia, pero como todas las alteraciones a esta edad son complicadas de diagnosticar, ya que en esta edad (entre 3 a 6 años) suelen presentar cierta irregularidad verbal.

Existen tres tipos de disfemias: Los niños que pueden presentar alguna alteración en el ritmo del lenguaje pero que contiene características de la disfemia fisiológica, es decir, que es común en niños de 3 a 5 años. Luego existe otro tipo de disfemia que son aquellas que pueden presentar un riesgo de desarrollar un trastorno disfémico, ya sea por antecedentes familiares de tartamudez, por expresión poco fluida en el ritmo,etc. En estos casos los niños deberán de someterse a unas sesiones de observación antes de ser tratados. Y por último tenemos a los niños con claros síntomas de tartamudez. Estos niños requieren la intervención directa tanto por parte de padres como por parte de educadores que convivan con el pequeño, pero siempre guiados por un especialista.

Los tratamientos para la tartamudez en la etapa infantil son muy complejos, puesto que requieren cierto dominio de los mecanismos del lenguaje, y este dominio se suele adquirir a partir de la lectura. Además este tratamiento requiere una técnicas de relajación que son muy difíciles de poner en marcha en niños menores de ocho años.

¿Cómo tratar a un niño con tartamudez o disfemia?

Es importante que los padres y educadores de su entorno aprendan a no reaccionar mal cuando el pequeño tartamudee, debemos de procurar no manifestar ningún signo de ansiedad o de impaciencia con él.

Jamás se le deberá de reñir, criticar, censurar o ridiculizar ni tampoco hacerle repetir palabras o frases. Se le debe de dar tiempo, tiempo para que acabe la frase, no interrumpiendo ni acabando la frase por impaciencia.

Es aconsejable darles conversación y animarlo a que hable y se exprese en situaciones que no le provoquen tensión. Podemos leerle cuentos y explicarles cosas que sean de su interés, siempre haciéndolo lentamente y con una clara pronunciación.

1 Comment

  • Trastornos del lenguaje: Categorías, Detección e Intervención

    […] Disfemia – Tartamudez […]

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Camas Montessori: Cómo, cuándo y porqué

    Hace unos días publiqué en mi Instagram una foto de la cama de Chloe. Una cama Montessori de estilo tipi, de estas que …

    Alimentación en el embarazo: Desdramatizando prohibiciones

    Para muchas embarazadas, el tema de la alimentación nos lleva de cabeza. Y es que, desde antes de quedarnos embarazadas, …

    El miedo: tu fiel compañero durante el primer trimestre de embarazo

    Cuando una persona está en plena búsqueda de embarazo, sueña con el gran momento de ver el positivo. Imaginas que a partir …